Cuenta atrás en la Catedral

Enlace al artículo: http://www.diarioinformacion.com/vega-baja/2012/09/27/cuenta-catedral/1298671.html

El deán y voluntarios se afanan en limpiar y adornar el templo para el sábado

Preparativos para la llegada del nuevo obispo. Planchar decenas de casullas, bordar manteles para los altares, revisar las campanas de la torre, limpiar las puertas, replantar el claustro, montar pantallas en los rincones con menos visibilidad… La lista de tareas para poner a punto la Catedral es eterna con el objetivo de que monseñor Murgui se convierta en obispo el sábado en un templo impoluto.

e. g. b. Los preparativos comenzaron hace meses y la cuenta atrás llega a su final. La Catedral de Orihuela vivirá el sábado a las 18 horas el histórico evento de la proclamación de un nuevo obispo y todos los detalles se cuidan al máximo. El deán de la Catedral, José Antonio Gea, acompañó a este diario en una visita a los trabajos previos al acto, que están desempeñando en muchos casos voluntarios que prestan sus conocimientos o su tiempo para recibir al monseñor Murgui “con dignidad pero con sencillez”. Voluntaria es por ejemplo Carmen García, que en su taller de bordados artesanos e industriales ha confeccionado el mantel que cubrirá uno de los altares y al que esta semana tomaba medidas.
Es solo una de las tareas, que también han obligado a instalar andamios para limpiar y dar brillo a las puertas de las tres entradas al templo, por las que accederán los invitados, el nuevo obispo o la prensa para después colocarse en el asiento que les sea asignado, en algunos casos sin visión directa del altar. Es por eso que se están montando pantallas para emitir en directo y se está probando la megafonía.
En cuestión de sonidos se ha acometido también una de las revisiones más comprometidas, la de las campanas que anunciarán que la Diócesis tiene nuevo obispo. Pero los demás sentidos también importan, y para entrar por el olfato y la vista a los presentes se está replantando estos días el jardín del claustro. Todo ello, mientras siguen los servicios ordinarios y se imparte catequesis, por lo que el deán reconoce que el trabajo está siendo muy laborioso: “Mover cualquier cosa en una Catedral es complejo y necesita de muchas personas, mucho tiempo y mucho dinero que se saca de las bandejas, no funciona de ninguna otra forma”.
Tiempo, precisamente, es lo que han necesitado fieles oriolanos para lavar, planchar y poner a punto una a una las 60 albas y 60 casullas que vestirán los curas que participan en el acto, y preparar la Sacristía Mayor para que se cambien. Suerte que no ha habido que coser, y es que la Catedral de Orihuela y la Concatedral de San Nicolás de Alicante fueron previsoras y hace unos meses compraron decenas de casullas.
Limpiar cálices, colocar flores y montar bancos son otros de los trabajos. Incluso se ha movido la pila bautismal renacentista que desde hace 40 años no se usaba y se le ha dado un lugar privilegiado acompañada de un cuadro recientemente restaurado (“El bautismo de Jesús”, de Eduardo Vicente, mediados del siglo XIX). Y todo sin contar los ensayos musicales, pues intervendrán el Coro Mixto de la Catedral, la Escolanía e integrantes de coros de la Vega Baja.
La Concatedral de San Nicolás de Alicante no tiene menos trabajo, pues acogerá el domingo a las 12 la primera misa de Murgui en la ciudad que comparte capitalidad de la Diócesis con Orihuela. Media hora antes el grupo Postiguet interpretará una danza y “albaes” al obispo, a quien se ofrecerá a besar el “lignum crucis” y agua bendita para asperjar a los presentes y a sí mismo.

Esta entrada fue publicada en Coro Mixto S.I. Catedral. Guarda el enlace permanente.